jueves, 16 de febrero de 2012

el tren a oscuras. Cada uno en su litera. Y de repente el tren para... Pega el frenazo y se oye decir a lucía... Quién me ha empujado? Risas en el camarote.
el tren a pasado vitoria. Lucía no puede dormirse, diego se hace el dormido pero en cuanto alguien habla salta, ester tiene un mareo de cuidado y yo aquí tirado en una cama en la que se me salen los pies

martes, 19 de abril de 2011

CALPE/BENIDOR 2011 SEMANA SANTA



























































































































video

video

jueves, 10 de febrero de 2011

NO OBLIGUEMOS A LOS NIÑOS A VER EL MUNDO

-Mami ¿porque la gente compra viajes? Pues no se porque los comprara, pero como mínimo para que su madre encuentre trabajo. Así le salto Diego ayer a Éster. Y es que Diego no entiende porque la gente tiene que pagar para viajar. Al principio no entendía porque ve el que el viajar debería ser gratis, pero tras hablar con el un buen rato me he dado cuenta de que Diego tiene un ideal del mundo genial. -Si la tierra no es de nadie, pues todos podemos ir a los sitios.- ¿tiene razón o no? Pero el capitalismo extremo y sobre todo la supremacía llevada a todos los campos nos ha llevado a este mundo que vemos ante nuestro ojos. Cuando digo supremacía, me refiero al interés del ser humano de estar siempre unos por encima de otros: en el mundo laboral, en lo económico, en nivel deportivo,... trasladalo a cualquier cosa y veras que es así. Y precisamente eso es lo que hace que todo se complique. Que pena que luego les obliguemos a cambiar su forma de ver el mundo. Estoy llegando a la conclusión de que la edad de los cinco años, la que esta viviendo Diego ahora, es la mas bonita y feliz de la que vivimos. Bueno bonita quizás no, es bonita para los que la vemos desde fuera, pero para ellos no lo es tanto. Pero feliz??? Sin duda es la mas feliz de todas. Ya el año dos mil once ha dado su primera de las doce zancadas que va a dar. Ya ves como va de rápido el tiempo. Cuando yo era pequeño los días duraban 24 horas reales, pero ahora que soy mayor los días duran menos. En algún momento del día me están quitando las horas que cuando era pequeño si que tenia. Por el día no es, porque si no me daría cuenta, así que tiene que ser por la noche. Claro como ya no salgo tanto como antaño pues no me doy cuenta de que me quitan esas horas, y precisamente por eso por las mañanas por muy pronto que me haya acostado siempre estoy como si me hubieran apaleado. Las navidades fueron geniales, como son todas las navidades en las que hay niños. Aunque Lucia tuvo una experiencia un poco dramática. El noche del veinticuatro de diciembre, tras la cena llego Papa Noel. Así como el primer año que

llego Papa Noel para Diego, el pobre grumete estaba mas asustado que la de Psicosis, Lucia todo pichi se fue donde el y le pregunto directamente, antes siquiera de decirle hola o darle un beso: -Papa Noel ¿Mas taido la casa de Miky Mause? Vaya morro que le echa la colega. Papa Noel llego, dejo sus regalos, y se marcho por donde vino. Diego no cabía en si de emoción, pero en cambio Lucia estaba como que la faltase algo. Abrieron los regalos y volvimos a la mesa, y Lucia estaba seria y ausente. Así que la pregunte: -Lucia cariño te pasa algo? -¡¡¡¡Que Papa Noe na dicho OH OH OH!!!!!! Casi me caigo de la silla. Pobre niña el disgusto que tenia por culpa de ese gordo barbudo que se le había olvidado hacer su papel correctamente. Así que rápidamente llame a Papa Noel por teléfono para que hablase con Lucia: -Toma Lucia Papa Noel al teléfono.- Y la pase el teléfono. -Si..................Lucia Martin.....................................no..........................no dicho OH OH OH,...............vale..................................BIENNNNNNNn....................si ya si......Adiós Papa Noel. No se lo que halarían pero la niña consiguió la que quería y se quedo contenta. Historia solucionada. Hicimos una Gymkana por equipos en noche vieja. Una gimkana para niños, por supuesto. Los niños se lo pasaron muy bien, sobre todo Diego, porque para Lucia eso de jugar a juegos que tienes normas no lo termina de llevar bien. Luego llegaron los reyes que nos llenaron la casa de cosas que a día de hoy ya están trasladando se al trastero, pero ¿ quien somos nosotros para quitar la alegría a los Reyes Magos de traernos todos esos trastos que la mayoría de ellos no nos valen para nada o lo niños los ven e inmediata mente saben que ese juguete pasara al olvido en breve?


Y empezó el 2011. Me parece un numero bonito este. Pero también os digo que empieza duro el año. El cinturón lo tengo al máximo, de hecho este febrero creo que voy a tener que hacerle algún agujero mas y no porque este adelgazando precisamente. Menos mal que los reyes nos trajeron un regalo excepcional. Trajeron a Ester un trabajo nuevo. En una agencia de viajes como siempre. Pero se la ve a la Sonsera bastante ilusionada con este nuevo curro. Un poco amedrentada por el respeto de las nuevas formas del manejo de las aplicaciones turísticas en esta agencia pero muy ilusionada y agusto. A ver si de esta ya podemos decir que tenemos una vida estable laboralmente, que os puedo asegurar que nos lo merecemos y al mismo tiempo lo necesitamos.... estoy ando una imagen de pauperrimos que alguno estará pensando incluso si tenemos para dar de comer a los niños....Pues me parece bien que piense así, es mas si lo necesita y esta interesado alguien que me mande un mail y le mando el numero de cuenta para que me ingrese lo que desee. Mi dirección de correo es aceptotodaslasayudasecomicas@hotmail.com.


En verdad eso de tener un curro a jornada completa nos ha supuesto muchos cambios en nuestro día a día. Para empezar yo he estado dando clases de saxofón y música por las tardes, claro ahora tengo que estar con los niños,..... por supuesto que mejor, pero no quería dejar tirado a ninguno de los alumnos así que me he tenido que amoldar. Ahora todos los días son a un ritmo vertiginoso. Ester coge a Lucia, llega a casa come, llego yo y al rato se marcha Ester. Seguid amente pongo los zapatos a Lucia y nos vamos a por Diego, que como nos paremos un minuto ya llegamos tarde. Los lunes y miércoles piscina tras salir de cole, pero es que los lunes diez minutos después de salir de piscina tenemos clase de música. Antes a clase de música solo iba Diego, pero claro , si las clases quieren continuar tengo que llevar a Lucia también. Lucia no se lo pasa mal, pero eso de estar una hora con la oblación de hacer cosas no lo lleva muy bien. Así que en cuanto se aburre, desconecta y se pone a hacer por allí lo que quiere. Yo la dejo porque se que es pequeña para esas clases, pero los otros niños siempre me andan diciendo: -Y porque ella si que puede hacer esto? A lo cual solo les respondo: -Vete acostumbrándote, que el mundo que te viene los hombres estáis a las ordenes de las mujeres. Se supone que doy clase de saxo todos los días a las veinte horas y cuarto. De primeras me llevo a los niños y allí va a buscarlos Ester que justo sale del trabajo a las ocho. Los coge y se los lleva a casa. Yo acabo las clases a las nueve y algo, así que llego justo cuando los niños se van a acostar. Menos los lunes que tras las clases de música de los niños tenemos ensayo de la charanga, y llego a casa a eso de casi las once. Así están las cosas y así se las hemos contado. Aprovecho un día a la semana que tenemos menos lió, para acerca nos a la biblioteca y darnos una vuelta por el centro. Vuelta cortita, porque de momento por aquí el tiempo sigue siendo bastante frió. Incluso días como hoy que nos cae algo de nieve. Al principio ya os digo que no podíamos con este ritmo, lo llevábamos muy mal. Pero poco a poco le cogemos el tempo y ni tan mal.


Estos días los niños, sobre todo Lucia están un poco pochillos. Lucia empezó la semana con una pequeña conjuntivitis, que hemos conseguido mantener a raja tabla. Pero a mediados de semana agarro también una gastroenteritis leve. Tampoco nos ha dado mucha preocupación, porque no es muy seria, pero ya veis. Y el sábado por la mañana que Lucia vomito a las cuatro de la madrugada, pues a las ocho Diego se pone a llorar como un descosido de lo que le dolía el oído. No ha vuelto a quejarse en todo el finde pero cuando ya le ha dolido tanto una vez, alguna recaída tendrá a lo largo de la semana.









Lucia con lo de la gastroenteritis y las dos veces que ha vomitado, y como la mimamos tras esos malos momentos que pasa, se pasa todo el rato en el baño:

-Voy a momita.

Y se va al baño a agarrarse unos segundos a la taza del water,...je, je, je, Es la bomba. y luego te viene con cara de sufridora de un, dos, tres para que la des mimitos.

Este fin de semana hemos tenido un poco de fiesta para nuestros cuerpos. La charanga montábamos un concierto en una discoteca en Salas de los Infantes, y hemos aprovechado para montar un fin de semana de amigos. Y ya os puedo asegurar que lo ha sido. En la cena estábamos casi sesenta y a las cuatro de la mañana tras los cubatas parecíamos doscientos. Sobre todo para Ester, que al no estar acostumbrada a la libertad de la noche, las coge con ganas, y hoy tenemos un alma cándida que recorre la casa como un zombie.

Pasan los días, pasan las semanas, los años... y Lucia ya nos ha cumplido tres años. Tres años desde que hace media vida lo pasamos tan mal con esta petardilla que se tiraba todo el día llorando, que parecía que no quería abrir los ojos al mundo. Y ahora tres años después y media vida, que cada día que pasa quiere comerse el mundo y jugar con el. Ahora mismo esta bajando las escaleras para ir a ver a su hermano que lo esta cortando el pelo el tío Eduardo: -Hola Tato. Ta mu guapo. El cumpleaños a sido excueto, ya que como el finde vamos para Aranda y alli lo vamos a celebrar durante dos días, pues hemos pensado que podemos ser titiriteros pero no tontunos. Así que lo que nos ahorramos en un dia que se lo gasten los abuelos en otro. Y ganamos todos. Lucia soplo sus velas en una tarta de Mickey, que eso es lo mas importante. Recibió sus regalos pertinentes, y tuvo su pequefiesta con patatas, palomitas y sandwiches de pate y queso. Vino su padrino y para que mas, El día siguiente al cumpleaños, Lucia tuvo un mal día. Seria por la resaca o por lo que fuese. Pero menuda tarde nos dio. Y cuando parecía que ya se la pasaba la tontuna, pues en la piscina se cayo al suelo y se pego un rasponazo en toda la boca que ya nos remato el día. Pobrecilla, y encima hoy en la guardería la hacen la foto de su cumpleaños. No tendrán días para hacérsela, por ejemplo el día de su cumpleaños, que tienen que esperar dos días después , para que la pobre este con toda la boca arañada. Pero bueno también dentro de veinte años, esa foto sera de la que mas gracia la haga.


Hoy hemos tenido un problemilla en el colegio. Cuando hemos ido Lucia y yo a buscar a Diego al cole, siempre nos encontramos con los padres de Adrián y Elsa (Raul y Ruth), que ya se están convirtiendo en amigos de la familia y juntos esperamos a que salgan los niños. Adrián y Diego van a clase juntos y son buenos amigos. El caso es que como siempre, han bajado los enanos y lo primero que me ha dicho Adrián es:


-Hoy Diego te va a dar una sorpresa


A los segundos llega Diego y esta tan tranquilo.


-¿que sorpresa me traes?- Le pregunto con interés.


-Ninguna.


Pues nada, como siempre nos disponemos a marcharnos con nuestros amigos. Pero Adrián, se me pone delante y me para con la mano:


-Que no podéis marcharos, que tienes que ir a ver a la profe.


A Diego en ese momento se le ha caído el mundo a los pies, era como que le hubieran quemado su habitación en sus propias narices. Nos damos media vuelta, y justo estaba la profe esperándome para que entrase a la clase. Me llevan al aula y allí Diego me empieza a explicar:


-Pues que estábamos haciendo el regalo del padre....................y la profe estaba ayudando a Miguel,.............y yo...............yo.....es que ..............yo quería marcharme a casa.............y yo................he pintado la mesa. Vale pues ha pintado la mesa, pero no veía tampoco el problema, y no lo vi hasta que lo vi. Me refiero hasta que vi la mesa pintada, pues es que el pintor de batallas había pintado toda toda la mesa. Un pupitre del tamaño típico del cole, pintado por todos los lados. Que me pregunto yo, que con tanto espacio pintado, por lo menos podía haber pintado algo y no solo borratajos.


Así que castigado dos días, sin juguetes ni television. Y dos días no tanto por el cuadro de la mesa, si no por intentar engañarme y liarme. Imaginaros si ya me intenta liar de esta manera a donde vamos a llegar.


Y es que como he dicho mil veces no estamos preparados para ser padres de primeras, tenemos que ir aprendiendo según nos pasan las cosas. Hoy mismo en la cena la he preparado como Amancio. Y es que estábamos los cuatro en la cocina, mientras los enanos cenaban, hablando de todo el día, cuando de repente Diego nos cuenta:

-Hoy unas niñas del colegio se han levantado la camiseta y.....bufffff.

-Que tenían los pechos grandes o pequeños?- Le digo metiendo la pata hasta el fondo.-La que tiene los pechos grandes es la madre- Me responde medio riéndose.


Menuda cara me puso Ester. Aunque yo prefiero que diga cosas de estas y no que me sea el parado tontin de la clase como lo fue su padre.

jueves, 18 de noviembre de 2010

EPI ¿DONDE ESTAS?

"Porque bailando hasta el Espiritu Santo se pone blanco." Delafe y las Flores Azules

Pues ayer sin ir mas lejos, veníamos de haber estado mirando lamparas para comprar, inmersos los adultos en una conversión de esas que nos empeñamos los adultos en tener, de las que sin llegar a nada te hacen tener una posición a la defensiva y atacante respecto a la de tu pareja, de esas conversaciones incomodas que solo traen discusiones tontas y sin sentido, de esas que simplemente son entorno a una u otra lampara, pero acaban como el Rosario de la Aurora,.... pues los niños atrás tranquilos, y Ester y yo hablando. Pues tan metido estaba en la conversación que un ligero despiste hizo que casi chocase con otro coche, por lo cual tuve que pegar un buen frenazo. Digo buen frenazo, pero que nadie se imagine las ruedas marcadas en la carretera ni nada de eso, simplemente un buen frenado. Eso si, Ester pego tal grito al ver el coche de enfrente parado, que ya con el coche parado, nos quedamos todos callados. Miro a los niños y estaban con una posición de miedo, susto a punto de llorar. Rápidamente explique a Diego lo que había pasado y el porque había mami gritado tan histérica, ( de todas formas, para el que no lo sepa, mi mujer es muy histérica en cosas de estas, no se lo he dicho a Diego, pero creo que el ya se lo imagina) y porque no hacia falta que se asustasen. Los dos entendieron rápidamente lo que había pasado y se lo tomaron con tranquilidad. Lo que no me esperaba es lo que me dijo la enana:

- Yo es que me he asustado porque mami a gritado tanto...- Dijo Diego.

-A mi ma dado un tuto que pela.- Dijo Lucia.

¡¡¡Un susto que pela!!! Para los que lo sepan, Diego desde hace años utilza esa palabra "...que pela", pero la utiliza en un contexto equivocado. Claro el nos ha escuchado decir "Hace un frio que pela" y el lo interpreta como que hace mucho frio: Con lo cual el llego a la conclusion de que PELA se decia para decir mucho. Asi que siempre dice cosas como:

- Te voy a pegar una paliza que pela.

- Hoy he dormido mas que pela.


Así que Lucia de escucharle pues a cogido la misma forma de hablar. Y utiliza el pela para decir mucho o cantidad. Por eso dijo :"A mi madado un tuto que pela".

El curso ha comenzado y seguimos siendo como mínimo igual de felices que unos meses atrás. Con mucha tranquilidad, y es que tras nuestros veranos sin parar, empezamos a coger el gustillo a los otoños e inviernos, épocas de tranquilidad en casa. Diego en el cole, pues genial. Es sorprendente lo bien que lee el niño. Este año le han cambiado la profesora. La verdad es que no os podéis imaginar la importancia que tiene un la vida de tu hijo el que le cambien la profesora. Estan en la época de plantar las semillas de lo que van a ser de mayor y los encargados somos los padres y sus profesores, como una de las dos partes no funcione la silla cojea.

Las pasadas fiestas de Aranda, con la manía de dejar a los niños que hagan lo que quieran por que no se enfurruñe, o por la manía que tiene Lucia de sacarse todos sus peluches a tomar el vemouth con la familia, pues perdimos a Epi. El caso es que como ya sabemos la mayoría, Epi es el quinto miembro de la familia Martín Cilleruelo.


Es el peluche de Lucia, y os aseguro que no es un peluche mas. Pues el caso es que entre que vamos a un bar, que no esta Epi pero lo encontramos, que lo volvemos a perder y lo volvemos a encontrar, llega un momento en medio de la comida en el que nos damos cuenta de que Epi ya no estaba entre nosotros. Recorrimos los bares de la mañana, pero no dimos con el. Esta bastante claro que algún desaprensivo lo robo, pero no entremos en detalles que me pongo malo. Quedemos con el hecho de que se perdió a Epi. El disgusto que tenia Lucia era un mundo. Y el disgusto que nos transmitió a la familia fue de terremoto. Los primeros días estaba todo el día preguntando por el.

-Epi ¿ande esta?

-Se ha ido Lucia. Se ha ido al medico.

La primera semana todas las noche antes de dormir pedía su peluche favorito, con el que dormía todas las noches desde que recordaba, y casi todas desde que yo recordaba también. Pero el peluche no estaba. Medio sustituimos a Epi por otros peluches, pero ya no eran lo mismo para la niña. Al cabo de unas semanas parecía que la niña había aprendido a estar sin su osito, y en casa aunque con tristeza nos acomodamos a la situación. He de decir que durante las primeras semanas si que recorrimos las tiendas de Burgos y Aranda para encontral el peluche sin resultados. Encontrábamos osos parecidos, pero no iguales, y tenia claro que con lo que era Epi en esta casa no iba a intentar engañar a la niña con sucedáneos de Epi.

Pero la vida que es inexplicable en un noventa por ciento de las veces, y casi dos meses después los padres de Ester nos trajeron unas fotos de cuando estuvimos en Argoños en verano. Pues bien, en una de las fotos en las que estamos todos por las escaleras, en un rinconcito, se le veía una pata a un peluche con un peto azul. Por supuesto que era Epi, pero ninguno vimos esa pata en la foto. Ninguno no, porque Lucia en cuanto cogió la foto para verla, se puso a dar botes de alegría y a gritar como una loca.

-EPI, EPI,...

Gritaba como una loca, y de verdad que desbordaba alegría por las orejas por haber visto en la foto a su preciado osito de peluche. Pero es que la cosa no acaba con eso.

-Epi te quero mucho. - Le decía a la foto mientras la daba besos y la abrazaba.

Tanto a Ester como a mi se nos cayó el alma a los pies, así que recupere la misión de encontrar un Epi para mi hija sea como sea. Y ¿donde se encuentra todo hoy en día? Pues aquí mismo, en Internet. Os puedo asegurar que ni mire el precio. Una tienda de Barcelona me lo daba en dos días, y así fue. Menuda alegría para todos y en especial para Lucia cuando nos devolvieron a Epi a casa.

Pero como antes decía la vida es inexplicable, y estas navidades todos los centros comerciales y tiendas de juguetes han traído a sus escaparates a Epi para venderlo. Yo me consuelo pensando, que gracias a nuestra compra en Barcelona Epi a subido su valor en el mundo de la jugueteria.
Por supuesto tenemos que hablar de primer cumpleaños de Diego celebrado en comunidad. Porque hasta ahora los celebrados habían sido en familia, pero el ultimo ha sido con compañeros del cole, mamas y amigos. Buffff.... Un día precioso, en el que el niño es lo mas importante. Además es el mas importante, para ti y para todos los invitados. Se lo pasaron todos los niños genial y Diego se llevo un recuerdo, que aunque dentro de unos años lo olvide, ya me encargo yo de que queden vestigios de ese día. Que una de las funciones de los padres, precisamente es esa, recordar a los hijos cuando crezcan como eran de pequeños.

video

jueves, 7 de octubre de 2010

ARGOÑOS ( AGOSTO)..EL ORDEN DE LOS FACTORES NO....

Por fin vemos la familia playa este año. Bueno este año y el pasado, porque el año pasado entre que trabajo y que no tampoco pudimos ver playa. Pero lo mas importante no es que hayamos ido a la playa la familia, si no que Lucia por fin ha estado en la playa de forma cosciente. Si que estuvo ya hace dos años.pero la enana tenia apenas cuatro meses y simplemente estaba donde la ponian. Ahora si que ha visto, sentido y disfrutado de lo que es la playa.

Pues hemos estado en Argoños en la casa de los tíos de Ester. Pili y Antonio, dos personas encantadoras y que nos han tratado tan bien que en cuanto podamos volveremos. Ya hace un mes dijimos de ir este fin de semana, pero como a Ester en el trabajo con lo de los turnos la mueven mas que mi madre al pescado, pues hace dos semanas tuvimos que cambiar de planes porque la hacia trabajar. Pero como la cosas en la vida no son perpetuas, pues la semana pasada la dijeron que ya no tenia que trabajar, así que decidimos marcharnos y aprovechar las cosas cuando vienen.

Argoños en un pueblecito de casitas pegadito a Santoña. Un pueblo de retiro, de vacaciones, de disfrute a fin de cuentas. Y como nosotros fuimos totalmente preparados para el disfrute y la tranquilidad pues lo aprovechamos de lo lindo.

El primer día fuimos a la playa para tener una primera toma de contacto. Una primera toma de contacto que duro un buen rato. Y es que Pili nos dijo que la playa estaba al lado, una pequeña caminata. Pero la caminata resulto ser de casi dos kilómetros, los cuales para los mayores podría resultar un paseillo por la costa; para Diego podría resultar una caminata para ver el mar; pero para Lucia resulto ser una tortura eterna. Al cabo de un rato de caminar toda la venia mal, quería todo y no quería nada. Y claro, como ocurren con los bebes que sufren torturas, la tortura se expandió y empezó a contagiarse al resto de participan tes en la caminata. Como yo vi lo que estaba pasando, rápidamente me cogí a Lucia al hombro cual saco de patatas, y me adelante al resto unos cien metros. Vamos que la tortura me la comí yo so lito. El resto oía gritos a lo lejos, si que es cierto que los gritos parecían de un bebe al cual se le estaban comiendo crudo, pero como ellos confiaban que yo no me iba a comer a mi hija pues se relajaron a pesar de escuchar ese ruido tan atroz.

Ya en la playa la cosa se tranqulizo y la histeria se fue transformando en miedo. Miedo a la sensación de pisar con los pies descalzos la arena de la playa. ¡Tal o como suena! Llegamos a la playa y nos descalzamos , Diego como un loco para todos los lados corriendo, y Lucia con malas sensaciones al estar todo tan rugoso e inestable. Al principio no se soltaba de la mano ni para atrás, pero cuando vio a su hermano caerse un par de veces y no llorar, empezo a entender que la cosa no era para tanto y fue perdiendo el miedo progresivamente. Lo que no la costo nada fue meterse en el mar.

-Iscina.- Decia la bruja.

- No, no Lucia. No es una piscina es el mar.

El agua subía y bajaba en el borde de la playa y los enanos jugaban a que el agua quería pillarles, y corrían para adelante y para atrás riéndose y gritando. Pero claro el gañán de Diego poco a poco fue dejando se pillar y al final el mar le pillo del todo. Empapado pantalón y calzoncillo la vuelta a casa la hizo con mi cazadora de faldita. A Ester la gusto mucho reencontrarse con el mar tras dos años sin verse.

Al día siguiente las ansias de todos por ir a la playa a bañarse eran demasiados grandes como para esperar a nadie. Así que cogimos los cuatro y para allá nos marchamos, eso si esta vez con el coche, que no estamos como para aguantar a Lucia sus rabietas cada dos por tres. Sombrilla baja el brazo, dos hamacas, juego de palas y juego de hacer castillos, cometa de profesional,… vamos que solo nos faltaba la radio a todo volumen en medio de la playa. Diego ya estaba metido en el agua antes de haber plantado yo la sombrilla y Lucia detrás de el, que le bruja de ella ya había perdido todo el miedo al mar. Buscamos cangrejos, enterramos a Lucia, Diego se hizo daño en el pie, vamos que hicimos de todo. Y mientras mami tomando el sol para ponerse buenorra.

Cuando ya nos cansamos de recorrer la playa, fuimos de nuevo a nuestra zona. Mami se levanto para darse un baño, y Lucia pues por supuesto se quería con su mami al agua.

-No Lucia que date aquí.

-Anda Ester pues si la niña quiere ir con si madre llevatela, que llevo yo con ellos toda la mañana.

- Ya pero es que a ti no te importa jugar con ellos.

¡¡¡¡AGARRENSE LOS MACHOS QUE EL CARRO SE MUEVE!!!! No te digo, vaya filosofía de vida. Así yo también me compro un pony.

La tarde fue tarde de primos. Vinieron los primos de Ester que se portaron con nosotros como que fuesemos amigos de toda la vida: Raul, Eluska, Roman y Carmen. Si tratáis asi a todo el mundo ya os digo yo que nunca os faltara un amigo, por lo menos aquí tenéis ya un par.

La buena la preparamos cuando me fui con los niños a jugar al parque. El pobre Diego que en su vida había jugado al escondite, (una cosa es que sepa lo que es esconderse y otra que sepa las normas y frases del escondite) jugando con unos niños mayores sin saber muy bien que hacer. Claro los otros niños creían que Diego les tomaba el pelo, así que empezaron a reírse un poco de el. Y tuvo que aparecer superpapa:

-A ver que pasa aquí, no veis que es que es pequeño y no sabe jugar. Primero le teneis que enseñar, o ¿es que a vosotros vuestros padres no os enseñan cosas? Anda ya me la quedo yo.

Claro, los niños al ver que un mayor jugaba con ellos pues como locos, y Diego mas, y Lucia que se apunta a un bombardero pues también. Al rato me vi jugando al fútbol con todos ellos. Y allí fue donde se cambiaron las tornas. Los niños listillos jugaban al fútbol como sin querer mancharse, y en cambio Diego juega al fútbol como un campeón. Claro que un enano les quitase la pelota y los dejase en el suelo tiraos pues les molestaba:

- FALTA- Gritaba uno.

- Anda chaval levanta, que no ha sido nada. Además que es pequeño.-Le decía yo

Si que pasamos un buen rato, hasta que me pisaron una chancla y me la rompieron.

-¿Qué calzado te vas a llevar a Argoños?- Me había dicho Ester el día anterior en casa.

-Solo las chanclas que llevo puesta.

-¿Solo?

-Si, si que para ir a la playa me vale.

Pues toma. Descalzo por el mundo que toco ir. Menos mal que no me clave nada, porque si no me estoy llamando tonto hasta el fin de los días.

El domingo fue tranquilito, visitando unos paisajes por allí cerca espectaculares y poco mas. Eso si los niños estaban reventados, de hecho la vuelta a Burgos, fue tan espectacular como los paisajes. Según se montaban en el coche, se quedaron dormidos y se despertaron según se abrían las puertas del garaje. IMPRESIONANTE.